Los despistes se pagan caros

No hay que perder de vista lo que pasa en un campo de fútbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *