Llevarse al perro de viaje

Hay personas que tienen muy poca paciencia y no soportan los ladridos de un perro. Eso es precisamente lo que ha provocado que el perro de la siguiente imagen tenga que viajar en el techo de la fuegoneta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *