Las piñatas las carga el diablo

Y si no que se lo pregunten a la pobre criatura.

Los que presencian el espectáculo tampoco suelen estar a salvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.