Las focas también necesitan mimos

Pobre hombre. Por si no tenía bastante con rascar a su mujer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *