Las camas elásticas tienen un límite

Por desgracia, no todo el mundo puede saltar alegremente sobre una cama elástica. La demostración la podéis ver a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *