Las bromas no siempre acaban bien

Las bromas no siempre acaban bien, eso queda claro después de ver el siguiente vídeo. Querían tomarle el pelo al conductor de un Lamborghini y uno de los bromistas terminó por los suelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *