Ladrón encerrado por la empleada de una tienda

Acabó suplicando de rodillas que le abriera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *