La versión single del Mannequin Challenge

Él se lo guisa y él se lo come. No hace falta tener un millón de amigos o jugar en un equipo de fútbol para apuntarse al Mannequin Challenge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *