La sombra de Dios

Ahora podemos confirmar que Dios existe, pues hemos visto su sombra en el cielo de Polonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *