La obesidad se convierte en arte

Los tiempos modernos hacen que se hagan nuevas versiones del arte antiguo, la mítica escultura de David pasa a tener unos quilos de más y todo ello para advertirnos que si no nos movemos estaremos gordos. Lo mismo pasa con la estatua del primer presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, los fast-food pasan factura.

david.jpg

lincoln.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *