La langosta más barata del mercado

Para hacer frente a la crisis sin dejar de comer langosta, os proponemos ésta rica sugerencia. A base de embutidos y con un par de olivas negras, dejaréis con la boca abierta a vuestros invitados. Claro que luego a lo mejor la cierran rápido para no tener que comérsela… xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *