La envidia es innata

La envidia es algo que no se aprende, se posee ya al nacer. Como podéis ver, algunos niños están dispuestos a lo que sea para convertirse en los mejores del equipo. Lástima que eso también pase cuando uno ya es más mayorcito…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *