La cruda realidad desde pequeño

A este niño su madre y su tía le dijeron que se fuera con ellas a comprar. Le prometieron que sería muy divertido, pero creo que no se lo pasó del todo bien. El pobre todavía no tiene esa tabla de salvación llamada smartphone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *