La corrupción no tiene fin

O al menos eso parece en España… Estamos cansados de escuchar siempre la misma canción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *