La casa de un político español

La casa de un político español está llena de billetes robados. Nosotros pagamos los impuestos y ellos se encargan de gastárselos en cenas, coches de lujo y viviendas con piscina. Lo malo es que no nos quejamos lo suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *