Jabalí en su día de suerte

Parecía imposible salir vivo de ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.