Gato y ratón cara a cara

Un gato y un ratón pueden mirarse a los ojos. Eso sí, pronto uno se va por patas y el otro pasa a la acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *