Gato asustado por unos limpiaparabrisas

Dejando a un lado que conducir con un gato en el salpicadero es una majadería, hay que decir que del siguiente vídeo se puede extraer una conclusión: los gatos alucinan y se asustan con los limpiaparabrisas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *