Gato acojonado

Si ya hemos visto a un perro acojonado, ahora le toca el turno a un gato. El pobre felino debe estar rezando para que no le muerda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *