Vestido para ser una estatua

Las estatuas son muchas veces las más visitadas de las grandes ciudades, que se lo digan al David de Michelangelo. Pues ahora también te puedes convertir en ellas con unos vestidos para mujer muy sugerentes. No, no es un disfraz aunque lo parezca.

Mujer Doritos

De una pieza me he quedado ante tanto glamour. Un vestido de Doritos como este es irresistible, sobre todo si se acompaña con un poco de guacamole.

Vestido de pavo real

Esta mujer se ha colocado un vestido de pavo real que ha despertado el interés de todo el mundo. Eso sí, creo que no será capaz de elevar su «plumaje» cuando más le convenga.

Engancharse el vestido

A los monjes budistas les encanta ir con vestidos largos de color rojo como el que podéis ver en la siguiente imagen. Lo malo es que con ellos te puedes quedar enganchado en cualquier parte.

Si no me equivoco esos vestidos reciben el nombre de kasa, también conocido en muchos países como kesa.