Una excusa más para llegar tarde al trabajo

Después de ver lo que pasó con este tren, ya tendrás otra excusa para llegar tarde al trabajo. Siempre podrás decirle a tu jefe que un tío se quedó con la pierna atrapada entre uno de los vagones y el andén. No suena creíble, pero solo hay que enseñar la foto.

tren