Tengo un pulpo en la teta

Ya podemos confirmar que los pulpos son más inteligentes de lo que nos pensábamos, a parte de predecir quién ganará el próximo Mundial, ahora se agarran a todo lo que pueden, y si son tetas mejor que mejor.