El señor de las palomas

Al señor de las palomas no le importa que le digan que es un friki. Él vive feliz junto a esos animalitos que se han convertido en sus mejores amigos. Le da igual que se le caguen encima porque ya está acostumbrado:

Es mucho peor que un perro te lama la cara o acostarse con Falete.