Abuelos hippies

Estos dos abuelos son únicos, de los que ya no quedan. Siguen con su rollo hippie y no les importa pasear por la calle con estas pintas.