Estar entre el bien y el mal

Esto es lo más parecido a encontrarse entre el bien y el mal. Seguramente el propietario del coche no será ni satánico ni religioso, le dará todo igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *