Escapista de nacimiento

Lo del escapismo se puede aprender, pero lo mejor es llevarlo en la sangre. Este bebé no tiene problemas para escaparse de la cuna cada vez que le da la gana.

Los padres, por cierto, son bastante cabrones. El pobre se pega unas ostias que cualquier día se hará mucho daño, pero la cuestión es grabarlo para conseguir el máximo número de visitas. Anda que…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *