¿Era para tanto?

En un partido de tenis disputado por Edward Corrie y Darian King ocurrió lo que vas a ver a continuación…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *