El típico sueño de después de comer

Estos dos niños todavía no se han terminado el plato de espaguetis a la boloñesa que les han servido, pero tienen tanto sueño que sus cabezas se mueven de lado a lado por la ley de la gravedad. ¡Una siestecita no les irá nada mal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *