El reto imbécil de ponerse 100 camisetas

El agobio viene después. No hagáis el monguer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *