El Papa Benedicto XVI ya hace vida de jubilado

El Papa Benedicto XVI ya es un jubilado más. Después de anunciar su retirada, ahora por fin podrá llevar la vida con la que siempre había soñado. Jugar a la petanca, al domino o irse de excursión con la residencia de la tercera edad serán sus próximas actividades. Lo único que le diferencia de los otros ancianos es que seguramente no tendrá congelada la pensión, ni será necesario que pague dinero por las recetas que le requiera el médico, ni tendrá que sufrir robos de joyas o tirones de bolso por las calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *