El monopatín no tenía la culpa

Divertido vídeo en el que se demuestra que hay que cabrearse con uno mismo cuando se comete un error. Cabreándose con las cosas no se consigue nada. Bueno sí, llevarse una buena hostia xD

Get the Flash Player to see this content.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *