El huracán Matthew se topó con Slayer

Y con un pirado que estaba tranquilo porque tenía su casita al lado para refugiarse justo después de grabar el vídeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *