El gol más ridículo de la historia

Tremenda empanada del portero del Duisburgo, que se fue a beber agua cuando no tocaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *