El gato que quería ser una oveja

Iba para oveja, pero al final se quedó en gato. No os perdáis los ruidos tan extraños que emite este gatito tan tierno. ¿Le contratarán para versionar canciones famosas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *