El desayuno es sagrado

Hay quienes piensan que la hora del desayuno es intocable. Este bombero no piensa trabajar hasta que no se termine sus Kellogg’s.

Sin embargo, hay casos peores. Descúbrelo tras el salto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *