El cazador de peluches

No hay nadie como él. Llega, tira una monedita y a cazar. No deja ni un solo peluche en la máquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *