El amor es ciego

No es que las gordas no puedan tener pareja, pero algunos tienen que soportar mucho peso en sus carnes. Sin duda, volvemos a demostrar que el amor es completamente ciego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *