Dos borrachos muy borrachos

Dos borrachos llevan un pedo tremendo, se caen al suelo y se dan hostias una y otra vez. Se intentan apoyar entre ellos pero ni con esas consiguen sostenerse en pie, es evidente que están muy borrachos.

Get the Flash Player to see this content.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.