Dios ayuda

Es probable que Dios ayude, pero creo que al propietario de este coche no le ha echado una mano con las clases de ortografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *