Devoción por el bacón

Hay gente que se vuelve loca por el bacón (sí, en castellano se escribe así, con acento), tanto que llega a tatuarse esa devoción en los pies. No sé si es peor tatuarse eso o “Amor de madre”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *