Desmontando la tienda de ropa

No te vayas a los probadores dejando a tu hijo deambulando por la tienda de ropa. Cuando vuelvas ya será muy tarde, la habrá liado parda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *