Dependiente con un par de huevos

Yo no me la jugaría así si la tienda no fuera mía, pero al final logra salvar la situación. Lo más triste de todo es que los clientes que están presenciando la escena ni siquiera le echan un cable cuando está forcejeando con el ladrón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *