Dentista de elefantes

Ser dentista de elefantes tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Lo bueno es que no tienes que fijarte mucho en la boca del animal porque todo es enorme. Lo malo es que tienes que trabajar de pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *