Debilidad por los cerdos

A los niños no se les puede dejar solos. A la mínima están morreándose con un cerdo. Está bien que les guste mucho el embutido, pero no es necesario llegar a estos límites…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *