¡Cuidado con levantar los brazos!

Levantar los brazos con alegría está muy bien, sobre todo si trabajas como cheerleader y no te huelen los sobacos. Eso sí, ten cuidado porque el vestido te puede jugar una mala pasada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *