Cuestión de protagonismo

Si quieres ser la gran estrella, no puedes permitir que nadie te pise. Ni siquiera tu hermana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.