Cuando el físico no acompaña, lo importante es que seas pícaro

Con sus 1,75 metros de altura, Nate Robinson es uno de los jugadores más bajos de la NBA. Pese a ello, ha ganado tres veces el concurso de mates y es capaz de ganar el salto inicial de un partido. Lo demostró hace poco menos de un mes ante los Toronto Raptors.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *