Conductor de un autobús poniendo a prueba un puente

A pesar de que había una señalización en la que quedaba claro que no se podían rebasar las 10 toneladas de peso, decidió cruzarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *