Con la comida no se juega, gaviota

Seguro que después de esto aprendió la lección (si es que sobrevivió).

con-la-comida-no-se-juega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *