Cómodo en la guerra

En una guerra hay que estar lo más cómodo posible. Aunque unos calzoncillos rosas no parecen ser de camuflaje, el hombre va a gusto y se siente como en casa. Mientras no lo maten…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *